domingo, 26 de junio de 2011

25.06.11

Después de ir en busca de una respuesta, saber qué es lo que pasaba, después de una noche en la que le costó dormir, después de una  llamada que en cierto modo le devolvió la esperanza, pero la llenó más de miedos y confusión, retornó camino a su casa. Pensaba en los esfuerzos que ha hecho por no caer en el mismo error, por no relacionarse con las mismas personas, sin saber estaba metida en lo mismo, entregándose una vez más a algo no muy claro, pero que después de la conversación se veía más nublado o menos entendible.
No existe una última vez, si no una trasformación de lo vivido
 Se demoró más de lo habitual en llegar a su casa, iba pensando en cada instante vivido; cuando miró en sus ojos y sintió su cuerpo aun más cerca, su calor y su cariño, que bajo la promesa de la última vez, la hacía querer inundar todo lo suyo, todo el espacio que lo envuelve.
 Había encontrado el refugio a sus debilidades, nunca había llegado a demostrar tanto interés por cuidar y proteger a alguien, jamás dentro de su mente había nacido la idea de no molestar a su propio enemigo, el otro.
Mirando los árboles solo imaginaba el hecho de que ya no volvería a estar así de cerca, así de emocionada, un corazón que late, que no puede parar de sonreír, uno que quería seguir su camino.
 Después de darle en el gusto, de ser su apoyo por última vez, solo pudo soltar una lágrima que dejaría atrás las emociones que estaban matándola en los últimos días.
Saliendo de su casa se puso a correr, el viento haría lo suyo, el tiempo también y la vida como siempre sigue sin desvalorar lo vivido, la gente conocida.

viernes, 24 de junio de 2011

Sigur Ros - Sæglópur (HD) Official Video


Todos esos días en que no sé nada y encuentro un mejor momento ayudado de la música, entre recuerdos de paseos, caminatas, conversaciones con mi amiga Constanza que me da más material, espero poder salir una vez por todas y crecer, como lo haría cualquier mujer, como lo harías tú sin esto.
Hace un mes las cosas estaban más tranquilas, pero aburridas, de la U a la casa, con las mismas canciones, con la mente a full porque había que entregar esto y esto otro, pero no sé, estoy ahogándome en una vaso de agua, en ves de ver el lado lindo al asunto, en ves de gritar y cantar por las personas maravillosas que están a mi lado y recordar con cariño las que se fueron .
Si he vuelto a casa, tranquila, donde mis emociones estás acostumbradas a vivir, donde me escondo del miedo de perder o de olvidar, donde solo lo que soy yo se conoce y solo lo que eres tú entra.

lunes, 20 de junio de 2011

Más de una historia.

En un día de lluvia como hoy se me viene a la mente otros días igual a este, en el que disfrutaba sin darme cuenta  del placer de mojarme o solo correr bajo la lluvia. Cuando iba al colegio era interesante salir de clases y jugar para terminar empapada, llegar a la casa acostarme en la cama de mis papas y ver algo entretenido en la tele. Después con el paso del tiempo, otras cosas eran mucho mejor en la lluvia, recuerdo una vez que caminaba por la calle con mi mejor amigo, íbamos muy felices porque no sé que tenía el hecho de caminar y conversar, yo amaba eso, él también. Habían muchos caminos para llegar a su casa, cada uno se aprovechábamos al máximo con chistes y locuras propias de nosotros, siempre así, unidos.
Ese día llovió mucho, la calle estaba anegada y por supuesto un conductor inconsciente nos mojó, pero en esos momentos no importaba nada. Con ánimo de poder llegar a su casa, ignoramos el episodio  y continuamos.  Antes de llegar a destino nos encontramos con otro amigo, que esperaba la micro, nos contó que hace mucho rato estaba ahí. Empezó - quería llegar temprano, por eso me vine corriendo al paradero, pero antes de llegar vi a la polola de mi hermano en un teléfono público llamando desesperada, me acerqué y le pregunté que pasaba, solo me dijo:- recibí una llamada rara, mi mejor amiga estaba en un parque esperando a su novio y este no llegaba, así que ella estaba muy angustiada y no sabia que hacer, me decía- he estado acá más de una hora y él no llega, estuve conversando con un caballero de edad y me contaba como había llegado a esta cuidad, fue interesante porque me contó casi toda su vida mientras yo miraba el reloj para ver cuanto se demoraba mi novio. El hombre me decía : cuando llegué hace como unos 40 años yo era un joven lleno de vida y sueños, era músico y tenia muchas cosas en mente para realizar acá, pero con el tiempo me quedé estancado en escusas y nunca pude encontrar la felicidad, pero lo que pude descubrir en este lugar fue este parque, increíble, no sé como mirar la gente pasar me sumerge en historias que en realidad no son ciertas, pero en mi afán de buscar cosas nuevas que conocer son mi mejor escape.
Miró el reloj, llegó su novio, lo saludó un poco extrañada, luego se despidió de aquel hombre que la acompañó en la espera, vio su celular y se dio cuenta de que su mejor amiga la estaba llamando. - estoy bien, ya llegó- dijo.
Así la polola de mi hermano se calmó, la acompañé a su casa, y me vine corriendo a esperar la micro y aquí estoy aun la espero, y mas encima llueve, y  ¿ustedes que hacen? - nos preguntó.
Sonreímos y dijimos solo caminamos. Así continuamos nuestro camino, y muchas historias más obviamente nos encontraríamos.

domingo, 19 de junio de 2011

Mi lugar favorito

  Cuando llegué a esta cuidad de a poco me fui enamorando de sus calles, conociendo sus rincones y almacenando recuerdo de situaciones con gran significado para mi. Después de un tiempo me parecía irresistible caminar por la calle donde el sol hermoseaba con sus rayos el atardecer.
Al final todo se encuentra.
Cada vez que podía, junto a una buena música me perdía en la brisa de la tarde, imaginando que maravilloso sería compartir esto con alguien. Sentía que el corazón te manda mensajes que muchas veces no sabemos leer, que por algo amaba ese lugar, esa calle, sus casas, el viento, el olor, la vida en ese instante.
  Sin saberlo conversando me sorprendí que alguien más amaba esa calle ,especialmente el atardecer, comenzamos a conocernos y en más de una ocasión coincidimos en gustos, así fue como pude por primera vez entregar mi lugar amado, disfrutarlo, pero ya no a solas, sino con alguien que entendió mi cariño y mi compañía, al final ya no tenía un solo lugar amado en esta cuidad ,de ese modo su cuerpo y su alma se transformaron en mi nuevo lugar favorito.