viernes, 16 de diciembre de 2011

Esa mañana dejó la puerta abierta porque no soportaba el hecho de encontrarse sola.
Cada momento que pasaba, miraba el reloj en un intento por hacer que los minutos pasaran rápido para poder llegar a su muerte. Ya no encontraba sentido a su existencia, había dejado su vida de manera forzosa por darle lo mejor a ella, a su amor, a la mujer que llenaba sus sueños y pasiones, a aquella persona que la inspiraba, pero que debía dejar lejos para su tranquilidad.
Desde unos años, su mente la estaba descolocando, ya no memorizaba ni podía recordar bien lo que hacía y tenía, comenzó con olvidos simples e inadvertidos, pero poco a poco, empezaron a dificultarle en su diario vivir. Hasta un punto en que la desconoció por completo durante minutos, y luego fue capaz de encontrar en sus ojos la más profunda tristeza al no sentirse pertenecida.
 De ese modo tomó sus cosas y se fue lejos, lejos, para olvidar por completo su vida, así cada vez más cerca de no poseer recuerdo alguno en su alma, solo quedaba el de la mujer que más le ha movido el corazón,  que lágrimas y risas a impulsado, pero que no soportaría ver y no entender porque estaba a su lado.
Así dejó su casa, su cuidad y su vida pasada, así esperaba la muerte, pero ésta no llegaba, la única solución que encontró esa mañana fue dejar su cuerpo colgado del árbol que la veía marchitarse día a día.

   A veces la vida te obliga olvidar

martes, 13 de diciembre de 2011

Arreglar

De a poco voy aceptando y dándome cuenta que es entregar y querer quererte y serte fiel. Con una decisión así ponemos en las manos de nuestras intenciones todo lo que hemos avanzado, y los momentos ganados también, hay tanto afecto y compromiso que solo sé que esto tendrá buen puerto.
Ella se arregla, se perfuma y peina, para ir en busca de su cita, con el corazón a mil, como si fuera la primer vez, pero ese cuerpo ya ha sido descubierto y explorado, pero es hoy cuando se vive de forma distinta, con más distancia, más recato. Deja atrás en forma física muchos recuerdos y permisos que estaban presentes ayer, solo puedo observar los gestos e ir ganando de apoco lo que estuvo perfecto pero que se fue para que sea renovado. Es difícil, pero esta tan segura de poder lograr lo que anhela, todo su apoyo y tranquilidad, una nueva historia, mucho mejor, y existe la certeza porque se encontró con él de frente y caminaron aunque mirando el pasado, la meta es ya no mirar atrás.